Trabajos en recintos confinados

Somos una empresa dedicada a trabajos en altura y a trabajos verticales en espacios confinados. Un recinto confinado tiene unas dificultades claras a la hora de trabajar en él, puesto que una de sus características principales es que el acceso es limitado. Además de las entradas y salidas difíciles, la ventilación de los lugares confinados suele ser desfavorable y no artificial, por lo que las corrientes de aire y la calidad del mismo no están controladas.

Todos estos factores pueden ser perjudiciales para tu salud si no se entra con un equipo adecuado, dado que pueden acumularse gases tóxicos o inflamables dentro del espacio. Además, muchas veces son lugares con poca oxigenación y en los que no se puede estar sin equipos de oxígeno a lo largo de mucho tiempo. Por eso, es importante que contrates a profesionales como los que forman parte de nuestra plantilla de trabajadores para realizar cualquier tipo de trabajo en recintos confinados.

Tipos de espacios confinados

Las características de los espacios confinados pueden provocar riesgos que no son necesarios si las personas que entran conocen los procedimientos para cada tipo de espacio. Por eso, es importante que siempre lo hagan profesionales que estudien bien la zona antes de introducirse en el lugar, pues las características determinan el tipo de lugar en el que se entra.

Aunque hay muchos tipos de espacios, los más comunes son aquellos que son accesibles por su parte superior y son muy profundos: alcantarillas, gasómetros, cubas, pozos... El acceso a estos espacios puede ser más sencillo, dependiendo del tamaño de la boca de entrada. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, la ventilación será peor. Esto se debe a que la entrada de aire para un lugar muy profundo se hace por la única apertura que, además, permanece lo más sellada posible y en un extremo.

trabajos-recintos-confinados.jpg