En qué consiste un kit de rescate urbano e industrial

Aunque las altas medidas de seguridad a la hora de desempeñar trabajos en las alturas hacen muy difícil que podamos ver un incidente, debes considerar siempre la posibilidad de verte obligado a realizar un rescate en altura.

Durante los trabajos en alturas, y pese a todas las medidas de seguridad que un trabajador está obligado a cumplir, existe la posibilidad de que alguna de las herramientas que él mismo u otro compañero está usando corte la cuerda de trabajo de manera accidental. En estos casos, el empleado puede quedar suspendido de la cuerda anticaídas o cuerda de seguridad.

¿Qué hacer si se necesita un rescate en altura?

Es posible que debido al corte de la cuerda, el trabajador no pueda salir por sí mismo de la situación de suspensión por la posibilidad de correr el riesgo de empeorar su situación, o porque se haya hecho daño al golpearse con una estructura.

Para estos casos, además de empleados formados en el rescate de personas en altura, es imprescindible que dispongas del kit de rescate necesario. Este kit consiste en equipamiento específico para estas tareas, y se compone de:

- Petate para contener todo el equipamiento.

- 2 cuerdas semiestáticas EN-1891 de 10.5 mm, que siempre han de ser más largas que el descenso que otra persona o tú vayáis a desempeñar.

- 8 Mosquetones de seguridad EN-362.

- 4 eslingas o cintas textiles de la longitud que sea precisa para la realización de los anclajes, si estos no van a ser fijos, del tipo EN-795-B.

- Descendedor adecuado para dos personas, del tipo EN-12841-C o EN-341-A.

- Anticaídas adecuado para dos personas, con absorbedor, tipo EN-12841-A o EN-355.

- Los protectores de cuerda que puedan ser necesarios, según borde específico de descenso.

- 2 Poleas tipo Rescue o Fixe, EN 12278.

- Bloqueador de cuerda EN-12841-B.

Contando con este equipamiento mínimo, podrás garantizar que un accidente en alturas no va a pasar a mayores.

kit-rescate-urbano-e-industrial.jpg